El proyecto presupuestario de 2018 presentado esta semana por el Gobierno incluye la creación de un nuevo valor de referencia del mercado inmobiliario, que servirá como índice transparente y que pretende controlar el fraude.

El Ministerio de Hacienda explica que este valor de referencia, distinto al valor catastral, pretende “fortalecer la seguridad jurídica y la transparencia” y estará a disposición de las administraciones y los ciudadanos. Este nuevo valor será calculado por el Catastro con los precios de transacciones inmobiliarias comunicados por los notarios y se contrastarán con otras fuentes de información.

El articulado del proyecto presupuestario explica que se elaborará un mapa de valores con módulos de productos inmobiliarios representativos por zonas geográficas, que se publicará con una periodicidad mínima anual.

Hacienda especifica que este valor de referencia no afecta al valor catastral, que es el que se utiliza para calcular el impuesto de bienes inmuebles, por lo que no afectará al importe del IBI, que depende de los ayuntamientos.

Share This